Tumores en la Órbita

La órbita es la cavidad donde se alojan los globos oculares y otros tejidos del sistema visual. Los síntomas mas comunes de un tumor o crecimiento en la órbita son la disminución de la visión, dolor al mover el ojo, visión doble y sobre todo la prominencia del ojo. Es común que el paciente afectado note que un ojo se aprecia diferente al otro, como “fuera de su posición” o “saltado”.

La naturaleza y comportamiento de estos tumores es muy diversa, pero todos deben ser evaluados cuidadosamente por el especialista en enfermedades de la órbita. Algunos se relacionan a tumores en otras partes del cuerpo, en otros casos un tumor en la órbita es la primera señal de una enfermedad aún no diagnosticada . Como parte de la investigación el especialista solicita estudios como el TAC o la resonancia magnética nuclear. Estos exámenes ofrecen información precisa como tamaño, localización y naturaleza del tumor.

 El tratamiento de la mayoría de los tumores de la órbita es una operación para tomar una muestra o para retirar el tumor en su totalidad. En otras ocasiones, el mejor tratamiento es la aplicación de radioterapia o quimioterapia si se trata de un crecimiento de carácter maligno. Algunos tumores pueden ser observados por años sin ningún tratamiento mientras no afecten la visión o causen alguna molestia.

En resumen, cualquier persona que note que un ojo se aprecia diferente al otro, que experimente cambios en su visión y que esto se acompañe de visión doble u otro síntoma ocular debe ser evaluado inmediatamente por un oftalmólogo, y de preferencia un cirujano oculoplástico especializado en enfermedades de la órbita.

Solicita una cita de valoración hoy mismo

Language