Tratamiento de Lagrimeo

El lagrimeo es una molestia ocular generada por obstrucción del drenaje de la lagrima. Se presenta en todas las edades y por causas muy diversas. Es común que quien lo padece sufra grandes dificultades para encontrar atención adecuada. El cirujano oculoplástico es un oftalmólogo especializado en trastornos de las vías lagrimales y es quien debe resolver estos casos.

Algunas molestias asociadas al lagrimeo:

  1. Visión borrosa
  2. Irritación ocular
  3. Necesidad de secar los ojos
  4. Molestia estética y social
  5. Secreción constante

El tratamiento en muchos casos implica una intervención quirúrgica  para corregir el flujo lagrimal . Los resultados del tratamiento son exitosos en la mayoría de los casos. En ocasiones el manejo debe incluir una cirugía plástica de los párpados además de la llamada intubación del sistema lagrimal. Este último consiste en colocar un micro tubo de silicón a lo largo del las vías lagrimales y de esta forma vencer la obstrucción y prevenir la recurrencia del lagrimeo. En casos selectos el manejo involucra una operación reconstructiva llamada dacriocistorrinostomia o DCR, este método quirúrgico esta reservado para casos mas complejos pero su nivel de éxito es muy alto. La recuperación después de una intervención de las vías lagrimales es cómoda, rápida y libre de dolor. Es importante señalar que muchas personas con lagrimeo no son atendidas adecuadamente y llegan a perder esperanza y a sentirse desesperados. Las enfermedades del sistema lagrimal son del dominio del oftalmólogo especialista en sistema lagrimal.

Solicita una cita de valoración hoy mismo

Language